Vivimos en una era de cambio constante y vertiginoso. La globalización, nuevas tecnologías y el internet han  generado cambios estructurales en todos los ámbitos de nuestra vida.

En el área laboral, han cambiado reglas y supuestos: procesos transversales globalizados, trabajo a distancia, cambios culturales y aspiraciones diversas por diferencias trans-generacionales. Estos cambios vertiginosos se acelerarán aún más. Entender y abrazar el cambio como una oportunidad es lo que mantendrá competitivas a las empresas.

Los líderes actuales se ven ante la enorme responsabilidad de tomar las decisiones correctas y guiar a sus equipos y organizaciones en un entorno desconocido y turbulento. Para ello deben actualizarse constantemente y adquirir la agilidad necesaria para hacerle frente a estas nuevas formas de hacer las cosas. Más allá de manejar los nuevos procesos resultantes de la transformación digital, necesitan herramientas que los ayuden a transformarse a si mismos y convertirse en líderes capaces de gestionar y vender los beneficios del cambio.

Las empresas que quieran garantizar su sustentabilidad y competitividad necesitan ante todo apoyar a sus personas a transformarse para que sean capaces de adaptarse y gestionar exitosamente las transformaciones digitales y sistémicas del negocio. Tomar por sentado que la adaptación a estas nuevas formas sucederá de manera automática es un  error de alto costo que se traduce en insatisfacción, estrés innecesario, falta de compromiso y bloqueo en el flujo de trabajo entre otras.

Para generar la transformación humana y actitudinal necesaria para acompañar las actuales transformaciones digitales y sistémicas  el primer paso es el auto-conocimiento. Esto permite a las personas entender sus reacciones natas ante al cambio , qué necesita cada quien para navegarlo exitosamente y cuál es el aporte personal que cada quien puede traer al proceso.

Al identificar diferencias y potencialidades y hacer uso de esta información, se gestionan mejor los cambios, baja considerablemente el estrés y aumentan notablemente las probabilidades de compromiso y éxito.

Gabriela Schauman es MBTI® Master Practitioner y Consultor Organizacional. Su misión a través de TYPE FACTOR es ayudar a las personas y organizaciones a transformar la personalidad en ventaja competitiva y a hacer uso constructivo de las diferencias.

info@thetypefactor.com  @thetypefactor

Share This
A %d blogueros les gusta esto: