+58 4241291796 info@thetypefactor.com

La clave para que la relación con tu pareja funcione es desarrollar tu INTELIGENCIA RELACIONAL para entender tus diferencias y encontrar la manera de equilibrarlas. He aquí algunas formas de mantener los altibajos bajo control.

Puede resultar difícil entender por qué tú y tu pareja tienen personalidades diferentes. Al fin y al cabo, están juntos porque se gustan, ¿verdad? Y como han elegido estar juntos, deberían coincidir en todo, ¿no? No es así. Las diferencias de personalidad existen entre dos personas y esas diferencias pueden ser la causa de un conflicto si no se entienden y respetan. Piensa en ello: ¿Cómo te sentirías si tu pareja no respetara algo que es importante para ti?

El primer paso para que la relación funcione es esforzarse por comprender qué es lo que motiva a alguien. Lo que le sienta bien a una persona puede sentarle mal a otra. Comprender estas diferencias facilitará que ambos miembros de la pareja satisfagan las necesidades del otro.

Comprender las diferencias de personalidad

Puede resultar difícil entender por qué tú y tu pareja a veces son tan diferentes. Al fin y al cabo, están juntos porque se gustan, ¿verdad? Y como han elegido estar juntos, deberían coincidir en todo, ¿no? No es así. Las diferencias de personalidad entre dos personas pueden ser la causa de un conflicto si no se entienden y respetan.

Las preferencias de personalidad de una persona son la forma habitual de percibir, evaluar, pensar, sentir y comportarse.

De acuerdo acuerdo al modelo de The Type Factor basado en la teoría de Tipos Psicológicos del psicólogo suizo Carl Jung estas preferencias son natas, es decir están en nuestro ADN.

Las mismas determinan nuestra manera preferida de interactuar con el mundo -extroversión o introversión- nuestra manera de percibir las cosas -con mucho detalle o de manera más global – nuestra manera de tomar decisiones -de manera mas lógica o de manera mas empática – y nuestro estilo de vida preferido -más o menos estructurado-

Estas preferencias se manifiestan en lo que hacemos, cómo decimos las cosas, lo que nos gusta y no, etc.

Por eso identificar ese default o TIPO tanto en nosotros como en nuestra pareja es tremendamente esclarecedor y de gran ayuda para mejorar la comunicación interpersonal y crear la relación ideal.

Respetar las diferencias

Es importante respetar las necesidades individuales. Por ejemplo, si eres más bien introvertido y tu pareja es más bien extrovertida, puede que necesites espacio para recargarte. Cuando tu pareja entiende eso de ti, puede darte ese espacio sin sentirse rechazado. Esto ayudará a ambos a llegar a un acuerdo para que puedan tener una relación feliz.

Lo mismo ocurre con otras cosas como los intereses, la gestión del tiempo, la gestión del dinero, las responsabilidades domésticas, la determinación de lo que está bien o mal para cada uno o la búsqueda de intereses fuera de la relación.

Entre más alto sea tu coeficiente de Inteligencia Relacional mejor podrás entender y manejar estas diferencias y tener relaciones de calidad. Por eso es tan importante incrementarlo. Lo bueno es que todos, absolutamente todos podemos desarrollarlo con la orientación adecuada.

Gabriela Schauman es MBTI® Master Practitioner y Consultor OrganizacionalSu misión a través de TYPE FACTOR es ayudar a las personas y organizaciones a transformar la personalidad en ventaja competitiva y a hacer uso constructivo de las diferencias. TYPE FACTOR provee autoconocimiento y una especie de Manual de Personas para desarrollar la Inteligencia Relacional, mejorar interacciones y comunicación de manera rápida y práctica.

Share This