+58 4241291796 info@thetypefactor.com
¿Los cambios te generan estrés?

Las transformaciones digitales están generando cambios significativos en el modo de trabajar y vivir.  La incertidumbre de navegar territorios desconocidos, además  la gran velocidad que demandan los actuales modelos de negocio, nos sacan de la forma conocida de hacer las cosas, nuestras zonas de confort y generan ansiedad y estrés.

Aceptar esto como parte del proceso es el primer paso.  Pero el segundo , de importancia vital, es conocer y reconocer lo que nos dispara para estar atentos. Saber gestionar situaciones y sobre todo nuestras reacciones y a nosotros mismos.

El modelo tipológico propone que cada uno de nosotros tiene unos hábitos mentales favoritos que dan lugar a un TIPO de personalidad o estilo. Esas preferencias hacen que percibamos y evaluemos las cosas de una determinada manera.  Así, dependiendo de nuestro TIPO nato tendremos mayor o menor predisposición a resistirnos ante los cambios.

También tendremos necesidades distintas durante esos procesos: lo que a algunos molesta, inquieta y estresa a otros no les preocupa ni en lo más mínimo Por ejemplo hay personas que son naturalmente estructuradas y organizadas y necesitan tener un plan preciso y exacto.

Al otro lado del espectro existen personas abiertas, flexibles y adaptables: cómo las cosas vayan viniendo uno va viendo. Adoran las sorpresas, las opciones; el proceso es tan importante como el objetivo final porque ese mismo proceso puede ir llevándolo a uno a metas nuevas y mejores. Tienden a dejar las cosas para el último minuto y trabajan muy bien bajo presión. En consecuencia, el cambio que implica siempre salirse del plan- tiende a generarle más incomodidad a los primeros que a los segundos. Ningún TIPO es mejor o peor que otro.

Cada uno se correlaciona con determinadas características, comportamientos, fortalezas y probables puntos ciegos. Y cada uno se correlaciona también con ciertos disparadores, situaciones que nos sacan de centro y pueden hacernos perder el control o actuar de una manera poco constructiva.

Bajo presión aparece nuestro verdadero carácter. Conocer nuestro TIPO y nuestros detonadores y la de aquellos con los que interactuamos con frecuencia, es la manera más racional y práctica de estar atentos, evitar caer en las garras de nuestra sombra y hacer una erupción cuyas consecuencias pueden ser realmente lamentables. Entender y respetar las diferencias es el primer paso para poderlas gestionar constructivamente.

También puede interesarte Respetar las diferencias es la clave de las relaciones felices

Gabriela Schauman es Consultor Organizacional, Coach de Equipos y MBTI® Master Practitioner. Su misión a través de THE TYPE FACTOR es ayudar a las personas y organizaciones a incrementar su INTELIGENCIA RELACIONAL al entender y gestionar las diferencias de personalidad para transformarlas en ventaja competitiva.

Share This